Un bizcocho de limón al día

20130212-202127.jpg

He titulado esta entrada así porque este bizcocho es tan fácil de hacer y sale tan bueno que deberíamos sentarlo a la mesa con nosotros todos los días.

Este dulce es un clásico de la repostería británica, sólo que ellos, que son muy golosos, le suelen añadir un almíbar de limón y/o un topping de azúcar lustre y limón. Llamadme sosa pero yo prefiero esta versión, más ponible.

Ingredientes:

  • 280 gr de harina
  • 1 cucharadita colmada de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • La ralladura de un limón y una naranja
  • 50 ml de zumo de naranja
  • 100 ml de leche entera
  • 4 huevos
  • 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gr de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • Una cucharadita de esencia de vainilla
  • 50 gr de almendra molida

La elaboración no podía ser más facilona. Primero precalentamos el horno a 180 grados.

Mezclamos las ralladuras, el huevo y el azúcar. Añadimos los huevos y seguimos removiendo. Agregamos el resto de ingredientes y mezclamos hasta que quede una masa homogénea.

Vertemos la masa en un molde rectangular preparado y alisamos con una paleta. Metemos al horno durante 45 minutos y listo.

Anuncios