Torre de ensalada caprese con tapenade

caprese

Este es un plato que se prepara en un plís. El único requisito indispensable es que todos los ingredientes sean de muy buena calidad. Los tomates han de ser de temporada, maduros, jugosos y con mucho, mucho sabor. Lo mismo aplica para la mozzarella y las aceitunas. La una, fresquísima, de esas que se deshacen en la boca; las otras, con cuerpo y un sabor intenso. La única razón por la que he puesto en los ingredientes un bote de aceitunas normalitas y deshuesadas es por el coñazo que supone deshuesar grandes cantidades. Mikel López, El Comidista, lo define como un proceso zen; en sus palabras: “yo deshuesando aceitunas entro como en trance, lo juro”.

 

Ingredientes

(para 4 personas)

  • 2 tomates de muy buena calidad
  • 2 bolas de mozzarella de búfala
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 bote de aceitunas negras deshuesadas normales
  • 1 bote de aceitunas negras de muy buena calidad
  • 1 diente de ajo
  • Orégano
  • Sal Maldon
  • Un poco de canónigos para decorar

1 deshuesador de aceitunas

 

Preparación

Empezamos con la preparación del tapenade. Deshuesamos las aceitunas que tienen hueso (las otras, evidentemente no :-P), pacientemente, sobre un cuenco.  Cuando hayas acabado, mételas junto a las otras (las deshuesadas) en un recipiente donde puedas meter la mini-pímer sin ponerlo todo perdido. Añade el diente de ajo machacado y el orégano. Yo a veces le he puesto dos o tres lonchas de anchoa en conserva: realmente le da un sabor magnífico.

Corta el tomate en rodajas. Haz lo mismo con la mozzarella. Ahora toca montar. En un plato coloca  una rodaja de tomate, sitúa encima una rodaja de mozzarella. Ve alternando una rodaja de cada hasta alcanzar una altura considerable pero sin que esta torre se derrumbe.  Decora con un poco de canónigos. Adereza con sal Maldon y añade un chorrito de aceite. Finaliza colocando una montañita de tapenade en lo alto de la torre.

 

Anuncios

Hamburguesa tandoori, fusión a más no poder

20130307-155650.jpg

Que vaya por delante que ésta también es una receta de El Comidista, ligeramente variada. Esta hamburguesa tandoori nos pareció el plato fusión indio idóneo para la cena que hicimos el sábado 2 de marzo. Mozzarella, berenjena, carne de res y especias indias ¿a quién se le ocurre? Pues a Mikel López Iturriaga y su compinche Mónica Escudero.

Parecía una locura, pero quedó bastante aceptable. El sabor especiado de la carne maridaba de maravilla con el chutney de mango y el binomio mozzarella/berenjena le daba un toque italo-disco genial. El toque final lo puso la ensalada de mezclum con violetas naturales. De lo único que me arrepiento es de no haber conseguido (u horneado) panecillos de hamburguesa currados, crujientitos y esponjosos a la vez, con sésamo tostado por encima. En fin, la próxima vez será.

Ingredientes (para 11 personas)

  • 1 kilo 200 gr de carne de buey picada (de muy buena calidad)
  • 1 berenjena grande
  • 2 huevos
  • 2 bolas de mozzarella de búfala
  • 11 panecillos de hamburguesa
  • Chutney de mango
  • 2 cebollas pequeñas
  • 2 dientes de ajo
  • Un poco de polvos tandoori (un par de cucharadas soperas)
  • Un poco de raíz de jengibre rallada
  • Un ramillete de cilantro fresco troceado
  • Aceite de oliva
  • Sal 

Preparación

Laminamos la berenjena y la hacemos a la plancha a fuego lento. Cuando las láminas estén doradas, las retiramos del fuego y reservamos en caliente. Laminamos la mozzarella y reservamos.

Troceamos las cebollas y las caramelizamos en una sartén.

En un cuenco mezclamos la carne, los huevos, la cebolla caramelizada, la sal y las especias (el jengibre, el tandoori y el cilantro). Añadimos un pelín de aceite (un toque mediterráneo es indispensable 🙂).

Ponemos una sartén grande con aceite de oliva a fuego más bien altito. Si nos sentimos valientes, podemos añadir un par de guindillas para darle más alegría al tema. Con las manos (limpias, por favor) hacemos pelotitas con la mezcla de carne y las aplastamos. Las vamos echando a la sartén cuando el aceite esté caliente.  Las hacemos por los dos lados y las retiramos del fuego cuando estén a nuestro gusto.

Cortamos los panecillos por la mitad y echamos un poco de aceite de oliva. Añadimos la hamburguesa, un par de rodajas de berenjena y una o dos de mozzarella. Servimos cada plato acompañado de ensalada mezclum, un par de flores comestibles y un par de cucharadas de chutney de mango.