Ensalada de calabacín y avellanas con vinagreta

Ensalada de calabacín y avellanas

Vale, es verde. Muy verde. Y fácil. Requetefácil. Pero está buenísima, sanísima y sorprende su sabor. Es ideal para aplacar conciencias que han pecado durante un fin de semana entero con comida basura, alcohol y otros excesos. Si, asistentes al Primavera Sound, podéis daros por aludidos. Esta ensalada, acompañada de un Bloody Mary, os quitará la resaca, o al menos os dará la ingenua sensación de haber sido un poco menos malos. Solo necesitas unos cuantos ingredientes frescos y un bol grande.

 

Ingredientes (para 2 personas)

  • 1 bolsa de ensalada mezclum
  • 1 calabacín grande
  • 2 puñados de avellanas partidas por la mitad.
  • 200 gr de queso curado a trocitos, lascas de parmesano o queso de cabra
  • Sal maldon

 

Para la vinagreta

  • Un chorro generoso de aceite de oliva virgen
  • Dos cucharadas de mostaza a la antigua
  • Un chorrito de vinagre de Módena

 

Preparación

Comenzamos por filetear el calabacín y hacerlo a la plancha con un poco de sal. Reservamos.

Preparamos la vinagreta mezclando los ingredientes en un vaso.

Mezclamos en un bol grande el resto de ingredientes y coronamos con el calabacín templado y las avellanas. Añadimos la vinagreta por encima, espolvoreamos sal Maldon y ¡voilà!

 

 

Anuncios